#Opinión del libro: Digital Minimalism de Cal Newport.

En este post voy a dar mi opinión del libro: Digital Minimalism de Cal Newport.

¿De qué trata el libro?.

Este libro: Digital Minimalism de Cal Newport trata de priorización y reducción. Minimalismo trata de priorizar tus acciones, no es reduccionismo. La diferencia entre ser minimalista y reduccionista consiste en que cuando eres minimalista, eliges conservar aquello que aporta significado y valor, luego, descartar todo lo demás; cuando se es reduccionista se descarta sistemáticamente todo, sin tener en cuenta el valor que aporta a tu vida. Esta diferencia es significativa cuando hablamos de minimalismo.

¿Por qué ser minimalista digital?.

Las personas siempre han estado expuestas a distracciones. Ser distraído por asuntos triviales y sin verdadera importancia ha ocurrido desde el origen de nuestra civilización. Toma por ejemplo la frase: «Pan y Circo»; frase que proviene de épocas imperiales romanas, esta describe como se prioriza la atención en asuntos triviales en lugar de involucrarse en lo importante.

Tu atención tiene un valor tangible e intangible. Para ti, dedicar una hora a revisar las redes sociales, leer noticias, o dedicarlo a entretenimiento vacío; literal, representa una hora de tu vida que no va a regresar. Este valor de una hora de tu vida, puede considerarse intangible. Pero, está hora que dedicas al ocio digital, para una corporación Big tech representa dinero. Cada hora que pasas frente a la pantalla genera fuertes ganancias a una compañía. Existe una economía de la atención, en la que estas horas de atención pueden ser rentabilizadas. Tus redes sociales no son gratuitas, alguien está obteniendo utilidades de tu tiempo.

¿Realmente las tecnologias actuales te benefician?.

Todas las compañías que proveen herramientas de conectividad van a argumentar que sus plataformas son beneficiosas, sin explicar claramente el porqué. Sí, es posible que en algunos casos su uso sea positivo. El debate no debe ser acerca de si pueden ser positivas o no. El verdadero debate debe ser ¿cómo debes usar las herramientas digitales?, y ¿cuál es el tiempo mínimo necesario para que sean útiles?.

Por ejemplo: Si empleas cierta red social para mantenerte informado, estás consumiendo un algoritmo que busca mantenerte enganchado a la aplicación. Este no tiene en cuenta la calidad de información, ni siquiera su calidad, o si las fuentes están verificadas. No importa lo que sientas o los sentimientos que te provoque, mucho menos que estés realmente informado.

También, esto se puede aplicar a las redes sociales. Tener interacciones de poco peso social, como likes o comentarios, no remplazan interacciones reales con personas. La calidad de las interacciones con las personas en ambientes digitales, tampoco sirven para mantener relaciones reales. El problema no es la herramienta, puedes tener relaciones significativas haciendo empleo de estas herramientas, siempre y cuando, la interacción con la persona sea primero en la vida real, y luego, en la digital. Una llamada telefónica o una videollamada aporta más significado que un like. Claro, este tipo de interacciones de alto valor reduce el número de posibles relaciones que puedes tener. Tener 200 amigos en una red social no equivale a tener 200 amigos en la vida real.

Cal Newport te invita a evaluar la relación actual que tienes con las herramientas digitales. Durante el libro, da ejemplos de como la adopción de herramientas sin un proposito especifico es una mala idea. Las herramientas, sean digitales o no, trabajan para nosotros; bajo ninguna circunstancia, tu debes estar a disposición de la herramienta.

Reclama tu ocio.

Tu ocio es importante. No solo es tiempo para ti. Es un espacio de en donde puedes aportar valor a tu vida. Tradicionalmente, pensamos en ocio como un espacio vacío, donde no se busca hacer o practicar algo concreto. Así como existen alimentos de buena y mala calidad, también, existe ocio de buena y mala calidad. Sí, puedes dedicar tiempo de tu vida a cosas triviales, como estar en el teléfono, o ver series. Pero, adicional a esto, tu ocio también debería servirte para cumplir con un proposito intencional como: pasar más tiempo con tus seres queridos, aprender nuevas habilidades, o dedicados a hacer una actividad manual.

El autor te sugiere convertir tus tiempos muertos en algo que de verdad te haga tener una vida plena. Abandonar la idea del ocio sin intención e introducir en tu vida el ocio con un proposito. Si, esto significa que deberías planear tus actividades de ocio. Ocio no tiene que significar estar sin hacer nada. Cuando estás ocupado en algo que te interesa, el tiempo pasa volando. Toma por ejemplo cuando estas ante un problema que te interesa en el trabajo. El tiempo se va muy rápido. Pero, cuando no tienes nada que hacer, o el trabajo que tienes asignado es monótono o aburrido, el tiempo se hace eterno. No sé tu, yo prefiero mantenerme ocupado en algo que tenga importancia, a pasar eternas horas esperando por la hora de salida.

Si pasas ocupado u ocupada en tus tiempos libres vas a tener una vida más plena. Esto implica pasar tiempo, planificando, establecer objetivos, definir metas, medir el progreso, cosas que normalmente no están relacionadas con hacer nada. Tu ocio puede ser más que solo un tiempo muerto sin hacer nada.

Conclusiones.

Este libro está muy alineado con Deep work. El autor te invita a reducir y priorizar tu relación con las tecnologias. Vas a reducir tus distracciones y vas a enfocar tu atención. No se trata que hagas más, lo importante aquí, es tomar una decisión consciente sobre lo que es importante en tu vida digital, tus relaciones con otras personas y tu ocio.

Gustavo Sánchez