Opinión del libro: Personal Kanban

Tiene poco que comencé a aprender de Kanban, es una metodología (por decirlo así) que permite llevar tu trabajo personal y del equipo de trabajo en el día a día. Cuando aplicas Kanban trabajas con un flujo en lugar de una lista estática, las tareas tienen un contexto que va más allá de pendiente y hecho, es más fácil entrar en conexión con tus tareas y, por lo tanto, ejecutarlas con efectividad. El libro Personal Kanban de Jim Benson y Tonianne  De Maria Barry expone el proceso de Kanban mediante los siguientes pasos:

  1. Visualiza tu trabajo.
  2. Limita tu trabajo en progreso (WIP).
  3. Realiza una tarea.
  4. Repite.

Las reglas son simples y sirven para que establezcas un flujo de trabajo que te funcione, primero debes ver todas tus actividades pendientes, entenderlas y elegir de acuerdo al contexto que te encuentres, las actividades van más allá del simple trabajo, involucran la vida personal y el ocio. No se trata de finalizar trabajo, debes finalizar la actividad correcta en el momento correcto. No es lo mismo tener tareas pendientes de la casa o la familia que del trabajo de oficina, obvio no vas a hacer quehaceres de casa en la oficina. Después de visualizar todas tus tareas debes de crear carriles que indiquen el estado en que se encuentra una tarea. El autor comienza con los clásicos carriles Backlog, Doing y Done. Donde se colocaran las tareas por hacer, las tareas en progreso y las finalizadas. Aquí es donde entra el segundo paso, el carril de tareas en progreso debe tener muy pocos elementos activos, ya que limitando el trabajo en progreso puedes ser más eficaz al momento de elegir tareas y completarlas. Con cada tarea que finalizas puedes adquirir información que te permite mejorar tu técnica, puedes saber que tareas te gustan, cuáles no, que tareas son difíciles o que actividades no son importantes. La primera mitad del libro va de eso, luego el autor toca temas como las métricas, estimaciones, la psicología detrás de Kanban, retrospectivas, entre otras.

Este libro no es un manual, ni busca serlo. Es un consejero que te hace pensar acerca de como estas llevando a cabo tu trabajo, te invita a dejar el frenesí de la productividad, ese que te hace buscar completar más tareas en lugar de completar las tareas correctas y mejorar tu trabajo. El autor te invita a dejar de ser empujado por el trabajo (Push) para que tu puedas jalar tu trabajo (Pull). Si puedes decidir que actividad vas a hacer en lugar de no tener opción y realizar la actividad que te imponen, entonces vas a mejorar tu calidad de vida.

El libro es corto y fácil de leer, vas a terminarlo en unos días sin mayor esfuerzo. Por sí mismo no te va a servir si no pones en práctica tu propio Kanban personal para tener tu flujo de trabajo. Si buscas un libro que permita mejorar la calidad de tu trabajo y tus actividades personales, definitivamente debes leerlo, te ayudara a tener un enfoque científico en lugar de hacer suposiciones. Vas a enfrentar tus realidades en lugar de evadirlas o negarlas, cuando entiendas el porqué tomas las decisiones y que decisiones te llevan al desperdicio vas a dejar de trabajar innecesariamente.

Te recomiendo el libro no te arrepentirás de leerlo, si ya eres un iniciado en Kanban o GTD por ejemplo, este libro no tiene nada que ofrecerte.

 

 

Gustavo Sánchez
Últimas entradas de Gustavo Sánchez (ver todo)

Soy especialista en escribir software de calidad. Mediante el uso de marcos de trabajo, técnicas y automatización de procesos he podido reducir los costes operativos de los sistemas de la empresa. Sistemas confiables y adaptables producen clientes felices.